La Casa de Hortelano

 

Podemos encontrar este esplendido edificio en la actual Plaza de la Catedral y hoy día acoge el Museo de la Cuchillería.
Una de las obras más bonitas del arquitecto Daniel Rubio que, en los años que permaneció en Albacete, erigió varios edificios de gran belleza como: El Gran hotel, La Delegación de Defensa actual, etc. Recibió este nombre tan curioso de Casa de Hortelano porque el dueño se llamaba así, Joaquín hortelano. De estilo Modernista con fachada en cerámica verde y piedra, las ventanas son de influencia italiana y dos torres, no muy grandes, diferente la una de la otra. Se construyó en el año de 1912.
Cuando su propietario dejó de utilizarla como vivienda el edificio fue transformado en Casa Cuna.