Delegación de Defensa

 

Situado este edificio en la Plaza Gabriel Lodares es sede, a día de hoy, de la Delegación de Defensa. No era militar su destino cuando el edificio fue construido pues al estar situado en las afueras de la entonces ciudad y, ser su propietario un médico D. Arturo Cortés, D. Daniel Rubio, el arquitecto que hizo el proyecto, diseño un sanatorio.
El Chalet contaba dos plantas con varias salas: de recibir, sala de curas, sala con aparatos médicos y eléctricos. Terminada la guerra Civil, D. Arturo Cortés hubo de exiliarse en el extranjero y el edificio fue de nuevo transformado para convertirse en Gobierno Militar permaneciendo en  esa designación varias décadas.