Programa Feria 1972

 

Cartel 1972

Historia 1972

La Ciudad

El polígono de Campollano frenó la marcha de trabajadores que dejaban Albacete y marchaban a otros lugares donde pudieran encontrar trabajo pero los estudiantes albaceteños tenían que salir de la ciudad para poder estudiar una carrera. Por proximidad, Murcia y Valencia eran los destinos que prevalecían a la hora de escoger Facultad o Escuela Técnica, sin olvidarnos de Madrid, a donde también se dirigían un buen número de ellos. No todos los que hubieran querido realizar estudios superiores pudieron hacerlo, la economía mandaba y solo familias con buenos recursos económicos, podían soportar los gastos de unos estudios universitarios fuera de casa. Para los que estudiaban en Albacete solo había dos opciones: Enfermería y Magisterio. Por eso cuando, por Orden del Ministerio de Educación y Ciencia de 9 de julio de 1973, la Diputación Provincial de Albacete, al amparo de lo previsto en la vigente normativa de régimen local, asumió la promoción como servicio público provincial con personalidad jurídica, el Centro de la UNED en Albacete, sin perjuicio de las titularidades y competencias que sobre tal Centro corresponden a la expresada Universidad Nacional de Educación a Distancia y a la Administración del Estado, un nuevo camino se abrió para aquellos que deseaban cursar estudios superiores. Despacio, despacio, ya había Universidad en Albacete. El paso del tiempo ha demostrado el acierto y el gran número de estudiantes que han pasado por ella y siguen haciéndolo, además, sus títulos gozan de reconocido prestigio.

La Feria

Pocos años atrás, la Feria de Albacete había sido declarada de Interés Turístico y la ciudad estaba dispuesta a entrar en ese campo del turismo nacional y porqué no, internacional, ya que  nuestra feria era merecedora  por sus bondades, el ser conocida por todos. La portada del programa así parece querer trasmitírnoslo pues un manchego sujeta una señal de dirección única hacía la feria y en la parte de abajo las fechas de la misma, del 7 al 17 de septiembre. Comenzaron a  participar activamente en la Feria, con actos y otras manifestaciones, otras localidades de la Provincia como: La Roda, Alcaraz, Casas Ibáñez, Hellín, Chinchilla Yeste y Almansa, contribuyendo a mejorarla y a enriquecerla. Los festejos comenzaron con la Cabalgata de apertura que inició su salida en la Plaza de Gabriel Lodares, es la primera vez que el recorrido fue distinto y así se ha mantenido, para terminar en el Recinto Ferial donde el Alcalde abrió la Puerta de Hierros. Los festejos, las atracciones y divertimentos, se desgranaron a los largo de los días feriales: Las Corridas de Toros, con un torero de la tierra Dámaso González, que no dividió a la ciudad en dos bandos, como ocurriera en la década de los cincuenta con Pedrés y Montero,  pues todos los aficionados estaban con él y que, año tras año, venía siendo uno de los principales puntales de los carteles taurinos  de la  Feria. Junto  a  él, otros dos espadas albaceteños, Antonio Rojas y Juan Luis Rodríguez  que tomó la alternativa el día  12, compartiendo cartel con Sebastián Palomo Linares y José Luis Galloso. Conciertos, Caseta de los jardinillos Fuegos Artificiales, Atracciones en el Paseo Ferial, Circo, etc. En resumen, como todos los años, una gran Feria. El programa está firmado por La Comisión de Festejos.

Medidas del programa: 22 x 15’6 cm

 

Cartel de Toros 1972