Programa Feria 1975

Cartel 1975

Historia 1975

La Ciudad

Frio en la calle no en vano acababa de cerrarse el mes de septiembre y el curso del año se encaminaba hacía su término. En Albacete se vivía y se vive con el dicho de: antes de la feria y después de la feria. El antes acababa de concluir y el después traía la gripe del Generalísimo, las últimas ejecuciones del franquismo en; Madrid, Barcelona y Burgos, el 27 de septiembre, el progresivo quebranto de la salud de Franco, la dichosa Marcha Verde hacía el Sahara auspiciada por el rey de Marruecos aprovechando la debilitad del Estado por la enfermedad de su primer mandatario, y para terminar la muerte del mismo. Demasiado para relajarse. La ciudad se mantenía en tensión a la espera de los acontecimientos. Días antes de que se produjera el empeoramiento definitivo del Caudillo, España se echó a la calle para apoyarle por los rechazos que, fuera de nuestras fronteras, se emitieron a causa de la ejecución de las penas de muerte, las últimas que firmó. En Madrid, clamores en la Plaza de Oriente con un Franco débil y muy enfermo que saludaba, con pocas fuerzas, desde el balcón del Palacio Real y en Albacete, manifestación de adhesión recorriendo  las calles céntricas para terminar frente al Gobierno Civil en señal de apoyo al General. Fueron las últimas algaradas para el régimen que, mes y medio después, pondría punto y final a cuarenta años de dictadura al producirse la muerte de Franco, el 20 de noviembre. Frente al televisor, los albaceteños escucharon el agónico mensaje del presidente del gobierno Arias Navarro. Algunos establecimientos no abrieron en señal de duelo y los colegios permanecieron cerrados. Acudieron a los Funerales de Estado muchos paisanos que se desplazaron a la capital de España en diversos medios. Dos días después, la proclamación de Juan Carlos como Rey de España produjo un cambio en nuestra convivencia.

La Feria

Como ya se ha reseñado en otros apartados, muchas instituciones han ido acompañando el devenir de la Feria colaborando con sus patrocinios a enriquecerla y a ir ampliándola a todos los sectores de la vida ciudadana. Era costumbre que antes de comenzar la programación de artistas renombrados en la Caseta de los Jardinillos, la Hermandad de Donantes de Sangre de Albacete, ofreciera, a socios y simpatizantes, una gala en donde podían compartir mesa, copa y baile aquellos que durante el año y  generosamente  habían acudido a la llamada de donar su sangre. En este año el día 8, actuó en dicha gala, la Orquesta Vacual y como atracciones: Madera y Carmen Montenegro. El año en curso tuvo un pregonero de excepción, Antonio Núñez- García Sauco,  albaceteño de nacimiento y que ocupaba el alto cargo de Subsecretario General de Extensión Educativa. Pronunció una muy buena conferencia que versó en torno a”Ser y estar en Albacete”.

Medidas del programa: 22 x 15’6 cm

 

Cartel de Toros 1975