Programa Feria 1998

Cartel 1998

Historia 1998

La Ciudad

Las obras del estadio Carlos Belmonte comenzaron en 1959 y culminaron con la inauguración del mismo en 1960. Desde entonces ha tenido varias reformas para mejorar las  instalaciones, ampliar su capacidad y  cumplir la normativa que la UEFA exige a los campos de fútbol de aquellos clubs que compiten en  categorías superiores. La primera reforma se produjo después del año 1970 y consistió en dotar a la preferencia de una cubierta e instalar las torres de iluminación. La siguiente en el año 1991, tras el ascenso del Albacete a 1ª división, ya que el estadio se quedó pequeño y el Ayuntamiento decidió poner en marcha la construcción de una nueva grada situada en el lugar del marcador por lo que hoy es conocida por todos como “Tribuna de Marcador”. Con la construcción de ésta, la supresión de las pistas de atletismo y de las localidades de pie, la creación de nuevos vestuarios, acorde con el nivel y categoría del club, el estadio aumentó su capacidad hasta 17.000 espectadores  frente a los 12.000 de sus inicios.  Las obras pudieron concretarse tras varios años de demora, en este año de 1998.
- Noticia relevante en Albacete fue la puesta en marcha de La Facultad de Medicina en el curso 1998-99, respondiendo  a un modelo académico novedoso que se orienta más hacia el aprendizaje como labor activa del alumno, que a la enseñanza magistral. Por medio de un desarrollo importante de la práctica que busca la implicación de los alumnos en el campo asistencial, desde el momento de su entrada en la Facultad. El Aulario del Hospital General Universitario de Albacete está también a disposición de las distintas actividades formativas que se llevan a cabo en el Hospital.

La Feria

La feria de Albacete, durante su celebración, alcanza a todos los espacios de la ciudad. La Plaza de Gabriel Lodares, donde se canta la Salve a la Virgen e inicia la Cabalgata su desfile, a cuyo término se abrirá la Puerta de Hierros quedando así inaugurada la feria. Los parques de la Fiesta del Árbol, Abelardo Sánchez y los Jardinillos. Instalaciones deportivas como el Estadio de futbol, el Circuito de motos, el Tiro de pichón. La plaza de toros y todas las calles, desde las más céntricas hasta la de barrios limítrofes, viven las fiestas. Pero, donde la Feria tiene su ser es en el Recinto Ferial, edificio construido expresamente para este evento que solo se abre en los días de Feria permaneciendo cerrado el resto del año. Los aledaños al palacio ferial, conocidos como “los Ejidos” y el paseo de la Feria  complementan al mismo.
En el paseo se instalan las tómbolas, los caballitos y atracciones para los más pequeños. También, podemos encontrar en esta zona, puestos de comidas y chocolaterías  que sirven el chocolate a los noctámbulos antes de irse a dormir, después de una buena noche de feria. En la explanada donde  antiguamente se celebraba la feria de ganado (ejidos), encontramos la carpa de música moderna y de rock y las atracciones de mayor tamaño y envergadura como La Noria. Rodeando el recinto ferial se instalan  unos puestos de artesanía que, a modo de mercadillo, nos ofrecen sus productos.
Ya dentro del propio recinto, en el Círculo Central hay baile y fiestas todas las noches y sin alejarnos mucho, en el “Rabo de la Sartén”,  siempre están  a mano los stands, dónde diferentes asociaciones y comercios exponen productos de toda índole y  en alguno de ellos, como en el del Pabellón Municipal, se reparte caldico reparador a las 3 de la mañana. En otro stand podemos admirar la exposición de cuchillería con obras maestras y una muy buena información sobre nuestra industria cuchillera. Sería largo hacernos eco de todos ellos. Todos estos lugares mencionados forman parte de las características y peculiaridad de la Feria de Albacete.

Medidas del programa: 24 x 15’8 cm

 

Cartel de Toros 1998